Skip to content

Ofensiva Hasta el Tope

noviembre 11, 2010


Hoy hace 21 años se desata una ofensiva por parte de la guerrilla salvadoreña. El mayor ataque realizado donde incluso abarcó los cascos urbanos. Para muchos una pesadilla: Dormir bajo las mesas, buscar protección en el plafón de la casa o salir a a la calle con banderas blancas.

Ver bengalas, ruidos de balas, helicópteros y aviones volando a baja altura son las cosas que más recuerdo. Luego de llegar a un jaque ahogado donde ambas partes no lograban imponer superioridad retoman el diálogo para iniciar la firma de los “Acuerdos de Paz”.

Este día genera sentimientos ambivalentes. Algunos  lo ven como una victoria por parte de la guerrilla, otros lo ven como un día triste en el cual los infames “mata-vacas” sangraron sin éxito al país.

Para mi fue una fecha de inicio y aunque algunos les cause roncha dicha ofensiva ayudó. Hoy la expresión “pijiada de guardia” es eso nada más… un símil de las tundas que te propinaban antes por no andar cédula (con suerte no te mataban). Ya no se ven aquellos retenes donde el verde olivo imperaba e infundía miedo.  Afortunadamente esos días pasaron y hoy gozamos ciertos cambios que antes no existían.

21 años han pasado y todavía ciertos grupos no han aprendido a quitarse los anillos para que no le quiten los dedos, otros  van viendo como se ponen dichos anillos.

La historia la cuenta por lo general vencedor, pero en esta guerra no hubo, lo que si se puede contar fue el  “bottom line”: 75,000 muertos y desaparecidos según fuentes oficiales, pero el número podría ser mayor.

Muchos olvidamos y no nos preocupamos ahondar en las razones de dicha guerra civil, simplemente nos sentamos y permitimos que otros no narre “cuentos chinos”.

Hoy nos encontramos nuevamente en guerra, distinta, una guerra interna donde no existen frentes definidos o ejércitos…pero eso es otra historia que comparte las mismas raíces de nuestra guerra civil.

Seguimos rebotando en el vidrio, sin memoria, como el chicote. Bien cita por ahí E. Galeano en uno de sus libros un viejo proverbio de los esclavos traídos de África.

Recordar el pasado para construir un mañana mejor, revivir la historia, porque la hierba seca incendiará la hierba mojada

¡Nunca más!


Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: