Skip to content

Las noticias que no importan

septiembre 7, 2010

Esta mañana usted se levantó solo para escuchar, ya sea por la radio o porque un vecino le contó, que había paro del transporte público. Se fue a la para de  siempre y no encontró bus. Desesperado, comenzó a caminar, y hablando con otros que iban engrosando aquel éxodo de trabajadores urgidos por llegar a sus lugares de labores, se dio cuenta de que la cosa era más grave de lo que parecía.

—¿Y qué es lo que pasa, pues?

—Dicen que los mareros le dijeron a los buseros que no salieran o los iban a matar.

—¡Gran poder! ¿Y entonces? ¿Será que nos hacen algo los mareros por andar en la calle?

—Pues y para dónde, si hay que ir a trabajar… mire, yo por aquí conozco a un señor que hace viajes en pick up…

Sigue caminando, el pick up le cobrará un dólar por el viaje, por sacarlo de su colonia y llevarlo hasta el centro de San Salvador. Usted lo piensa, porque ese dólar es lo que normalmente usa para el transporte de todo el día, no para un solo viaje. Por otra parte, no llegar al trabajo, el descuento del día y del séptimo… ya vio que llegará tarde, pero talvez su jefe se ha dado cuenta del paro y será comprensivo. Paga el dólar y se sube al pick up.

Pero resulta que no, que lo del paro no es noticia a nivel nacional. Lo retoman algunos periódicos para remembrar las “desgracias de la guerra”. Otros medios lo reportan como un “paro parcial”. Para usted, que ha visto complicada su existencia y ha vivido el miedo en carne propia, que sudó, sufrió y gastó para poder llegar a su trabajo, no hay explicación válida para este silencio.

Porque, por desgracia, quienes deciden qué es noticia en este país no tuvieron que pasar por lo mismo que usted. Viven a 10 minutos de sus oficinas, a las que llegan en carro, con aire acondicionado, en muchos casos, con motorista.

Porque quienes definen qué publicar y qué no creen que sería “apología del miedo” reportar amenazas contra transportistas, ya que no viven en una colonia en la que la cuota normal es un microbusero o cobrador asesinado por semana…

Porque la persona que lee las noticias en la televisión no sabe lo que es tener de vecino a un marero, al que hay que sonreírle y a veces darle todo el dinero que se lleva en el bolsillo, para tratar de vivir tranquilo.

Entonces usted trata de continuar y terminar su día. Ya mañana los periódicos y noticieros le informarán de lo que realmente importa: pleitos en la CSJ, campesinos acusados de asesinar diputados en Guatemala, de empresarios que piden la defensa de sus libertades, de partidos que se alistan para las elecciones del próximo año…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: